10/7/07

Creí


Creí poder respirar fuera del aire,
el firmamento era tan hermoso...

Creí suficiente
dejar de desear ser como millones.

Pero surgió el grito.

La hija ya no se sentía especial teniendo un secreto.
Corría,
y las lágrimas desdibujaban figuras.

Estuvo bien ir a la luna contigo,
pero tras nosotras sólo quedó polvoriento silencio lunar,
sólo, el aterrador silencio de una risa sin aire.




1 comentario:

mi blog secretísimo dijo...

a las dos nos ha dado por abrir un blog en casi las mismas fechas. el mío, por ahora es secreto. hola!