27/5/08

necrológico




Necrológico, que no necrofílico

No quiero tirar las rosas secas del salón,
eso sería como rendirse.

Las espinas resuelven estar intactas,
también el plástico del envoltorio,
el lacito rojo,
el agua amarillenta.

Rojo oscuro, casi negro,
del color de la sangre seca.

No hay espacio para flores nuevas.






1 comentario:

Retahílas dijo...

Muy bueno todo, la imagen y el poema.
salu2consueño ;)