8/3/11

Vértigo

Levantarse.
Comprobar que el vértigo sigue ahí
cociendo las verduras,
acercándose a la terraza,
evitando los huecos.
Mirándote desde dentro.

La locura te espera
fumando en un sillón.
No tiene prisa
sabe que harás el trabajo

tú sola.

11 comentarios:

María Mercromina dijo...

joder Vero... que cercano lo siento.
En mayo intentaré ir si o si a la fiesta! que se os echa de menos! que hay que liar baraturas tos juntos!!!
un abrazo.

Leonardo B. dijo...

[a vertigem maior, o traço da solidão]

um abraço,

Leonardo B.

SombrasBlancas dijo...

poema clautrofóbico, me ha encantado

Verónica dijo...

Me alegro de que os guste pero...tened cuidado con el vértigo, jóvenes!.

María, nos vemos en mayo (te apunto!!!) pero seguramente haga una escapadita en abril para Córdoba y la cosmopoesía...

Maria dijo...

ains.

tusabesqueyotequiero,no?

mua!

Ana Castro dijo...

Así, cociendo las verduras, entre las zanahorias y las judías, un instante. Y el vértigo. Supongo que después nosotros hacemos el resto.

Ikana dijo...

Deberían de sacar al vertigo y la locura de casa, luego montan juergas y al que le toque limpiar se marea y se vuelve loco. Buen poema, por cierto. Me ha gustado :D

Verónica dijo...

Gracias Ikana, me alegro de que te guste. Por cierto, nunca mezclar locura y vértigo que es casi peor que mezclar vodka y whisky ;)

Odile dijo...

Un placer leerte, mi Vero.



Tu fan.

Llámame Britney dijo...

Vero, vuerve, hiha.
Tu seguidor, a tope de power, con amor.

P. dijo...

Un placer descubrir tus poemas.